Los desafíos verbales enfrentan tiempos virtuales

Los desafíos verbales enfrentan tiempos virtuales

27 julio, 2020 0 Por Juan Alberto Lalanne

Nobleza obliga, antes de cerrar el mes del Payador, citar nuevamente el arte mayor de la expresión y comunicación, evocado desde diferentes aspectos.
La comunicación de los pueblos a través de estos “soportes”, daría paso a la escritura y ahí entonces vendrían un sin número de trabajos realizados “para y en” homenaje al poeta oral…
El Payador, trovador, Improvisador, ha sido motivo de inspiración en variadas facetas. Los escritores Bartolomé Mitre, Ismael Moya, Marcelino Román, León Benarós, Abel Zabala, Ercilia Moreno Chá, Nicolás Kunher, entre otros, se hicieron eco y con profundas investigaciones lograron fecundas obras donde realzaron su actividad en el tiempo.
“Una formidable aventura del pensamiento”, diría el reconocido Locutor y Presentador Marcelo Simón.
La pintura, con Carlos Morel (EL PRIMER PINTOR ARGENTINO) y su obra “La Payada” 1851, Emilio Petorutti con “El Improvisador” de 1927, Rufino Tamayo con “El Trovador” en 1945, son sin dudas reconocimientos y homenajes al arte que despierta interés e intriga, por cómo se manifiesta.
La radio, con el recuerdo de su primera transmisión el 27 de agosto de 1920 y los famosos “Locos de la Azotea”- posibilitó legendarios espacios en los que se destacaron los payadores, quienes sin saber estaban haciendo historia.
“Amanecer Argentino” en Radio Mitre; “Un Alto en la huella” en Radio Argentina; “Canto en Azul y Blanco” por Radio Universidad Nacional de La Plata; entre otros tantos programas diseminados en el interior del país y que con la misma responsabilidad difundieron y difunden su mensaje.
También el Cine. Conocida es la película de Homero Manzi, “El último Payador”, la que más allá de las suspicacias que despierta el título (demostrado con el correr de los años que no fue así) cuenta la vida de José Betinotti.
Otra histórica película es “Santos Vega”, con la participación protagónica de José Larralde. En ella se cuenta la historia del mítico Payador del Tuyú y su enfrentamiento con el Diablo.
Más actual es la recientemente estrenada “Polvareda de un Trovero” que nos cuenta la vida del Payador patagónico Saúl Huenchul.
Es decir, la comunicación como necesidad de contar, de ser y de estar en todos los tiempos ha sido fundamental y en los actuales no es excepción.
En momentos donde no se pueden realizar conciertos y encuentros, por los hechos que azotan al mundo, los payadores se adaptan a los nuevos espacios virtuales, plataformas que posibilitan que continúen mostrando sus mensajes y creaciones. Cada día los portales como Facebook, Instagram, Youtube, Skype, Zoom son los lugares donde se escuchan y disfrutan de los primeros periodistas orales.
“HAY TANTAS MANERAS DE SER PAYADOR, COMO PAYADORES HAY” (Carlos Molina).
El próximo 30 de Julio, cerrando otro mes de festejos por el Día Nacional del Payador, se hará el primer encuentro de payadores en transmisión vía Zoom, a partir de las 20 horas, con cuatro payadores argentinos (info: @encuentrodepayadores).
Intentaremos vivir un encuentro (tecnología de por medio) donde los acordes populares de las milongas, las cifras y los contrapuntos permitan disimular lo que acontece y acortar distancias, de manera que desde cualquier parte del planeta puedan participar los gustosos seguidores del canto.

Imágenes:
1. “La Payada” – Carlos Morel 1851
2. “El Improvisador” – Emilio Pettorutti 1927
3. “El Trovador” – Rufino Tamayo 1945