El pasado 24 de junioEn el día del cantor nacional, se apagó la vida de Miguel Ángel Lembo

El pasado 24 de junio

En el día del cantor nacional, se apagó la vida de Miguel Ángel Lembo

29 junio, 2020 0 Por Juan Lalanne

Miguel Angel Lembo fue un reconocido artista de variedades que durante décadas protagonizó diferentes paisajes escénicos de la historia del arte en Argentina. Había nacido el 7 de marzo de 1949; profesor superior de Folklore, integró el conjunto “Achalay 4”, de gran repercusión en la provinia de Buenos Aires durante la década del setenta.
Lembo compuso obras con José Adolfo Gallardou “El Indio Apachaca”, reconocido artista desaparecido en 2004; con él dio vida a trabajos tales como “Desiertos de Gloria”, “Grandes Olvidados”, ”Jaula de Aire”, “Estancias y Colonias”, “Danza de los Amigos”, entre otros.
Fue también comisario de la Policía Federal Argentina, jerarquía con la que se jubiló y pudo dedicarse completamente a su otra pasión: la artística.
Ya en esta su nueva etapa, conformó la dupla “Miguel y Pascualito”, junto con su muñeco, que le fue obsequiado por un conocido. Cuenta la historia que recién lo descubrió luego de haber llegado a su casa, y que estableció en el viaje a su morada un pacto. El mismo consistía en que se conocerían y se querrían, como si hubiesen nacido hermanos. Así, denominaría Miguel ese acto como: “El Pacto del Torino”.
Miguel Angel Lembo fue sin dudas “Miguel y Pacualito” en diferentes escenarios de la Argentina y España, aunque creó otros personajes como “El Gaucho Aparicio y su Mate Godofredo”; Alejandro Rey, un guapo cantor de tangos con amplios conocimientos en suburbios porteños; y también diferentes muñecos bocones de mano con los que alegraba y divertía cumpleaños juveniles.
Su amistad y admiración con el recordado Mr. Chasman (y Chirolita) lo llevaron a pensar una suerte de censo a los diferentes ventrílocuos del país. La muerte de Chasman en mayo de 1999, apuraron a Lembo a la concreción del sueño, logrando así la creación del Ci.Ve.Ar (Circulo de Ventrílocuos Argentinos).


Este Círculo permanece en total vigencia producto del trabajo y esfuerzo de Miguel, durante más de veinte años. Los primeros lunes de cada mes en el barrio de San Telmo los diferentes ventrílocuos se dan cita en distintos bares y salas porteñas de ese barrio que han sido coronadas con presencias de artistas foráneos internacionales. Por ejemplo así se dio la última presentación con noventa años de vida del recordado artista chileno Tato Cifuentes (“Tato y Tatín”), Edmundo Miller reconocido ventrílocuo mexicano, Carlos Duarte Carbajal de Uruguay, entre otros.
Todos los que conocen del mundo de la ventriloquia tienen presente que en uno de esos encuentros de los lunes, retornaron después de más de cincuenta años, “Venancio y Gregorio”, los muñecos del Profesor Emilio Dilmer, famosísimo ventrílocuo argentino que realizó su carrera en Centroamérica durante décadas, logrando el respeto, la admiración y el cariño de todos los países donde actuó, a punto tal que con su fallecimiento la familia en Argentina (su Hija) creía desaparecidos los muñecos (hermanitos de su tiempo de niña) y que gracias a la existencia del CiVeAr y la generosidad de Carlos Maldonado de Puerto Rico (que los tenía en su poder) los muñecos pudieron ser repatriados.
Lembo fue presidente del Ci.Ve.Ar. durante dieciocho años consecutivos y en los últimos meses del 2019 había vuelto a su presidencia. Fue un incansable generador de posibilidades y referente en gran parte del mundo, llevando su curso a España de manera presencial y de manera virtual en varios puntos del globo.
De la mano de Miguel Angel Lembo los ventrílocuos obtuvieron diferentes galardones, uno de ellos fue el capítulo que dedicó el escritor Daniel Riera en uno de sus libros “Buenos Aires Bizarro”. Generó tanto interés en el autor, que al poco tiempo el escritor inició un curso con Lembo sobre técnicas en ventriloquia para transformarse en un ventrílocuo y narrar esa experiencia, lo que sumado a investigaciones sobre el arte, dieron forma a un nuevo trabajo llamado “Ventrílocuos, gente grande que Juega con Muñecos” donde Lembo cuenta mucho sobre los “panza habladores”.
Otro dato para destacar es que en el transcurso del 2014 se comenzó a rodar la película documental “Donde estás Negro” del director Alejandro Maly con amplios aportes de Miguel Angel.
Lembo fue también un reconocido mago, tanto que las entidades donde estos se nuclean tenían en Miguel Angel un socio y un colaborador permanente, ya que fue como quedó dicho un reconocido mago, ganador del premio “Magia 2007”.
Toda la obra de Miguel Angel Lembo ha sido admirable y exitosa producto de su tenacidad y convicción; una de sus últimas apariciones en la pantalla grande fue en la Película “El Clan” de
Pablo Trapero, filme que fuera estrenado en 2015. Allí, el personaje del Comodoro tiene a nuestro reciente desaparecido amigo como protagonista.
La denominación “Arista de Variedades” se da para los que dominan distintas disciplinas, pues Miguel Angel, era uno de ellos. La magia, la música la poesía, la actuación lo tuvieron como protagonista, centralizando su función en la ventriloquía. Sus muñecos de amplia relevancia en el mundo escénico, cobraban vida en cada presentación.
Se ha ido el Papá de Pascualito. Lo recordaremos con su sonrisa permanente y su mano tendida, abierta a descubrir y acompañar nuevos talentos.
Quien esto escribe es uno de los que agradece su permanente apoyo y generosidad para transformarnos en colegas y, aunque sea redundante siento que es poco…
¡Muchas Gracias Miguel Angel Lembo!
Hasta Siempre…

 

@el_payador