SaludQué impacto ejerce el ejercicio del poder en la vida saludable de los políticos y funcionarios con estrés

Salud

Qué impacto ejerce el ejercicio del poder en la vida saludable de los políticos y funcionarios con estrés

10 septiembre, 2021 0 Por Germán Costanzo Castiglione

El presidente Alberto Fernández se refirió a sus ojeras en tiempos de campaña. Cuáles son las causas de esta alteración del color de la piel en la zona de los párpados inferiores. Claves para la prevención y el tratamiento.

Suele decirse que los ojos, la mirada, “muestran” el estado del alma. Más en tiempos de pandemia cuando se va por la vida con parte de la gestualidad tras un barbijo, pero no se puede ocultar lo que “dicen” los ojos. “Estoy más gordo porque como nos pasa a muchos de nosotros, la angustia de este tiempo la canalizo comiendo dulces. ¿Y saben por qué tengo ojeras? Porque amanezco a las 7 de la mañana y me duermo a las 12 de la noche, una de la mañana. Y lo hago feliz, encantado, estoy orgulloso de mis ojeras, las ojeras me las causó cuidar a mi pueblo”. Visiblemente cansado, el presidente Alberto Fernández, eligió otra vez mostrarse como un “hombre común” esta semana en un acto en Mar del Plata.

Y probablemente el mandatario, a través de sus ojeras esté transmitiendo el momento que en lo personal atraviesa al frente de un país como Argentina. Es probable que como en la mayoría de los argentinos, su rostro cansado revele los efectos de la pandemia y la crisis que ésta causó en todo el mundo.

Las ojeras podrían ser, en el peor de los casos, el preaviso de una enfermedad latente, pero lo cierto es que en el día a día se las naturaliza como el resultado de noches sin dormir, cansancio y factores de estrés.

Pero, ¿qué son las ojeras? “Se llama ojera o hipercromía idiopática del anillo orbitario a la alteración del color de la piel de los párpados debido a una excesiva producción de melanina o a la dilatación de los capilares próximos a la superficie de la piel. La causa más común es la genética, sobre todo las ojeras mediterráneas, que son más oscuras, muy raramente son producto de los pigmentos llamados melanocitos y se generan por estasis venosos o aumento de la capilaridad. Esa dilatación venosa da el aspecto sombrío en la piel, acentuándose más con las bolsas, quedando el valle muy marcado, todos factores que con el paso de los años y el envejecimiento de la piel se intensifican”. La médica cirujana Cristina Sciales (MN 66.744) destacó, en diálogo con Infobae, que “es importante saber que la piel que rodea los ojos es cuatro veces más fina y delicada que la del resto del cuerpo y, como consecuencia, es más fácil que se manifiesten arrugas, deshidratación, flacidez y edemas”.

Las ojeras suelen seguir la anatomía del músculo orbicular de los ojos dando como resultado un aspecto de rostro cansado (Efe) 
Las ojeras suelen seguir la anatomía del músculo orbicular de los ojos dando como resultado un aspecto de rostro cansado (Efe)

Las ojeras suelen seguir la anatomía del músculo orbicular de los ojos dando como resultado un aspecto de rostro cansado o enfermo. “En general esas ojeras que pueden ser de origen de estrés o la falta de sueño, las lágrimas de llanto provocan una gran deshidratación de la zona por el sodio que contienen. Con respecto al uso continuo de dispositivos electrónicos, no hay estudios que demuestren que tengan incidencia en la exacerbación de las ojeras, pero una buena hidratación y el uso de protector solar, no está de más para un buen cuidado de la zona”, agregó la especialista.

¿Cuáles son las causas? ¿Existe un factor hereditario?

Si bien muchas veces la aparición del surco de ojeras está relacionada al envejecimiento, también puede estar ligada a una causa constitucional o congénita familiar, es decir, que genéticamente la persona esté predispuesta a reabsorber más, o menos tejido blando y masa ósea, independientemente de la edad que tenga.

Hay tres factores que caracterizan a las ojeras: mayor vascularización, mayor depósito de pigmento y una ligera depresión que colabora para que se vea más sombra debajo del ojo en el párpado inferior. Esa depresión, también llamada surco de ojeras lo valle de lágrimas, se forma por la falta de tejidos blandos en la zona del contorno, quedando la piel del párpado directamente en contacto con las estructuras óseas subyacentes”, explicó por su parte a este medio la médica dermatóloga María Florencia Paniego (MN 94.996).

Según precisó la especialista, “el cansancio, y sus aliados (estrés y ansiedad), suelen estar detrás de la mayoría de casos, pero existen otras causas de las ojeras que también conviene tener en cuenta, especialmente si se trata de un problema crónico”.

Las ojeras suelen seguir la anatomía del músculo orbicular de los ojos dando como resultado un aspecto de rostro cansado o enfermo (Getty) Las ojeras suelen seguir la anatomía del músculo orbicular de los ojos dando como resultado un aspecto de rostro cansado o enfermo (Getty)

Y enumeró:

– Alimentación desequilibrada: la alimentación afecta de forma directa a todos los aspectos de nuestra salud, incluidos los vasos sanguíneos y, con ellos, las ojeras. En este sentido, la anemia provocada por la falta de hierro es una posible causa de las ojeras, y esta anemia puede estar relacionada con problemas nutricionales.

– Problemas de circulación: teniendo en cuenta que la causa final de la presencia de ojeras es la dilatación de los vasos sanguíneos de esta zona de la piel, los problemas de circulación también pueden estar detrás de la aparición de estas, por lo que es importante realizar los exámenes pertinentes para descartar o confirmar esta posible causa.

– Retención de líquidos: otra de las posibles causas de la aparición de ojeras es la retención de líquidos, lo que suele estar relacionado con posibles enfermedades de tipo autoinmune y procesos de inflamación del cuerpo.

– Problemas hormonales: ciertos problemas hormonales pueden estar relacionados con la aparición de las ojeras. No tanto por los problemas hormonales en sí como con sus consecuencias. Por ejemplo, ciertos desequilibrios hormonales favorecen la retención de líquidos, lo que puede implicar la posterior aparición de las ojeras.

– Factores genéticos: hay que tener en cuenta que ciertas personas tienen mayor propensión que otras a su aparición, por lo que una de las causas de las ojeras que no se puede descartar es la predisposición natural de algunas personas a que se les vean más marcadas que a otras.

Otros factores que las predisponen

“Hay tres factores que caracterizan a las ojeras: mayor vascularización, mayor depósito de pigmento y una ligera depresión que colabora para que se vea más sombra debajo del ojo en el párpado inferior" (Getty)
“Hay tres factores que caracterizan a las ojeras: mayor vascularización, mayor depósito de pigmento y una ligera depresión que colabora para que se vea más sombra debajo del ojo en el párpado inferior» (Getty)

Aquellas personas con alergias respiratorias, con procesos irritativos crónicos de la piel de los párpados. Las mujeres que atraviesan cambios hormonales como los que suceden durante la menstruación o el embarazo. Los pacientes con enfermedades crónicas tiroideas, renales o infecciosas son todas circunstancias que pueden influir en la aparición de ojeras.

Johanna Furlan es médica cirujana (MN 122.975) y explicó: “Las ojeras también tienen relación directa con el tipo de piel, ya que la pigmentación de la piel varía. La mediterránea tiende a generar mayor pigmentación que otras razas de piel más clara y el exceso de pigmentos en esa área provoca un cambio de coloración importante. De acuerdo al color de la piel, las ojeras adquieren diferentes tonalidades: en la piel oscura se ven marrones y en las pieles claras violáceas”.

“Dormir poco hace que los vasos capilares de los párpados se dilaten otorgando a la piel un color morado”, agregó.

Al respecto, ante la consulta de Infobae, el médico dermatólogo Christian Sánchez Saizar (MN 97.895) sostuvo que “si bien existe predisposición hereditaria, en la formación de ojeras también inciden otros factores que producen que el contorno de ojos se marque”. Y ahondó: “En muchas circunstancias se marca el contorno de los ojos no sólo por envejecimiento, sino por falta de sueño, por estrés, por mala alimentación, entre otras causas. Esta zona se ve afectada también por factores externos como la polución, el tabaco y el alcohol. Además, gesticular y efectuar gestos muy acentuados favorece la formación de las líneas de expresión alrededor de los ojos”.

Y tras resaltar que “se debe diferenciar las ojeras de las ‘bolsitas’ del párpado inferior, producidas por piel fláccida y redundante, con acumulación de grasa”, el dermatólogo señaló: “Con respecto a las ojeras propiamente dichas, la primera medida será determinar con el médico, si hay un motivo que las origina y tratar de corregirlo”.

Acerca de la prevención y tratamiento

"Dormir poco hace que los vasos capilares de los párpados se dilaten otorgando a la piel un color morado"«Dormir poco hace que los vasos capilares de los párpados se dilaten otorgando a la piel un color morado»

“Una vez identificadas las causas de las ojeras, y siempre que no estén relacionadas con alguna enfermedad que revierta gravedad, se podrán tomar medidas para prevenirlas o, al menos, mitigarlas”, señaló Furlan.

En este punto, Sánchez Saizar consideró que “para prevenir el envejecimiento prematuro es necesario utilizar productos especiales para el cuidado de la piel que rodea a los ojos”. “El contorno de los ojos hay que cuidarlo siempre con cremas especialmente formuladas para esta zona”, resaltó, al tiempo que ahondó: “Si la causa de las ojeras se debe a circunstancias pasajeras, sólo se aconseja llevar una vida saludable, tener un descanso adecuado, una buena alimentación y tomar abundante cantidad de agua”.

Sobre esto, Furlan, profundizó:

– Mejorar el descanso: si las causas son el cansancio o el estrés, la solución a las ojeras pasa por dormir más horas y con un sueño de mayor calidad, así como por tratar de llevar una vida más tranquila y relajada.

– Mejorar la dieta: una revisión de nuestra dieta, que sea variada e incluya todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo, nos será de utilidad si las ojeras están causadas por el déficit de algún componente importante en nuestra alimentación habitual.

– Evitar el alcohol y el tabaco: en ambos casos, se trata de sustancias que afectan muy negativamente a nuestra salud en general, y a nuestra salud cardiovascular en concreto, lo que acentúa la dilatación de los vasos sanguíneos, incluidos los de las ojeras. Además, tanto el alcohol como el tabaco interfieren de forma directa con nuestra calidad del sueño, por lo que además afectan de forma directa al descanso, uno de los factores primordiales a la hora de reducir las ojeras.

– Cremas o medicamentos específicamente formulados: existen diversos productos y medicamentos que, aplicados directamente sobre la piel de las ojeras con suaves masajes con la punta de los dedos, de la parte interna del ojo hacia la parte externa, pueden ayudar a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos de la zona, lo que ayudará también a atenuar su aparición.

¿Cuándo acudir al médico?

Las ojeras suelen ser un problema vinculado principalmente a una cuestión estética. Sin embargo, hay que tener en cuenta también que, si las ojeras son muy persistentes, así como si van acompañadas de otros síntomas como cansancio extremo o mareos, es importante acudir al médico.

En estos casos, las ojeras pueden ser un síntoma que esté asociado a una enfermedad concreta y que sea la causa de las ojeras. Cuando esto suceda, la solución deberá pasar por adoptar el tratamiento adecuado para la enfermedad en cuestión, por lo que será necesario acudir al médico para que lleve a cabo una exploración completa y realice el diagnóstico preciso y se pueda optar por el tratamiento más adecuado en cada situación.

FUENTE: INFOBAE