La vuelta a la actividadDestacan el acuerdo sectorial para proponer un protocolo en la industria audiovisual

La vuelta a la actividad

Destacan el acuerdo sectorial para proponer un protocolo en la industria audiovisual

22 agosto, 2020 0 Por Germán Costanzo Castiglione

El prosecretario de Acción Social de la Asociación Argentina de Actores, Enrique Dumont dijo a Télam que: «tras muchas negociaciones que llevaron su tiempo, las cámaras del sector, los gremios, los Ministerios de Cultura y Salud de la Nación y Superintendencia del Trabajo elaboraron un protocolo que se elevó al Poder Ejecutivo para poder retomar la producción audiovisual».

El prosecretario de Acción Social de la Asociación Argentina de Actores, Enrique Dumont, destacó el acuerdo sectorial que facilitó la presentación de un protocolo para proyectar la vuelta a la actividad de diversas áreas de las industrias cinematográfica y televisiva paralizadas como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

«Tras muchas negociaciones que llevaron su tiempo, las cámaras del sector, los gremios, los Ministerios de Cultura y Salud de la Nación y Superintendencia del Trabajo elaboraron un protocolo que se elevó al Poder Ejecutivo para poder retomar la producción audiovisual», puntualizó Dumont en diálogo con Télam.

Y agregó: «Lo primero que hacemos es cuidar a nuestros actores y actrices ante una decisión del gobierno de suspender todo tipo de actividades; no creímos que iba a ser una catástrofe tan larga y ahora lo único que queremos es que la rueda vuelva a girar, trabajar, salir de esta pesadilla».

Laura Azcurra, referente de la Colectiva Actrices Argentinas, explicó a Télam que «después de cinco meses del cese de las actividades, siendo los primeros en parar y probablemente los últimos en volver a laburar, era necesario visibilizar la situación como trabajadores de la cultura».

En un intercambio por escrito, la intérprete detalló que la problemática no se limita «solamente a los actores más reconocidos y populares» sino que alcanza a «muchxs trabajadorxs en el teatro, tanto comercial, estatal e independiente que también realizaban el trabajo de la docencia y algunxs otrxs que sostienen espacios culturales».

Tras un relevamiento, la agrupación que representa Azcurra planteó la preocupación también por la «situación en las provincias»: «Aunque el 60% de la producción audiovisual se realice en Buenos Aires, en el resto de la Argentina hay muchísimxs trabajadores que también forman parte de este sector. En las provincias el teatro independiente, salas, giras interprovinciales, es el sostén de actrices y actores».

«La ficción nacional en la tele de aire es un pedido de hace tiempo atrás. Hay mucho material de calidad, que puede repetirse y podríamos percibir un ingreso por derecho de interpretación», apuntó Azcurra, quien opinó además que «es necesario encarar con urgencia la discusión» sobre la implementación de un impuesto a las plataformas digitales.

Sobre los reclamos en materia impositiva, Dumont agregó que, desde el Ministerio de Cultura, se trabaja para establecer un contacto entre Anses y Afip para que «afiliados al gremio apliquen a un crédito y también puedan percibir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)».

Por su parte, Cecilia Roth centró su mirada en la urgencia que atraviesan numerosos miembros del sector: «Hay muchísima gente de nuestro oficio que lo está pasando muy mal y que requiere de ayuda que hacemos nosotros mismos».

La habitual colaboradora de Pedro Almodóvar relató a Télam que participa de Artistas Solidarios, agrupación formada por «Mosquito» Sancineto y que por estos días reúne bolsones de comida y ropa para miembros de la industria ahora sin ingresos.

«Hay tanta fortuna en este país, que me parece que habiendo tanto dinero en manos de tan poca gente se podrían aunque sea ser un poco caritativos», propuso Roth.

En tanto, la también actriz Mirta Busnelli sostuvo a esta agencia que «en un primer momento pareciera que la actividad de las actrices, de los actores y de los trabajadores audiovisuales, de todo el colectivo de actividades que tienen que ver con los espectáculos o la cultura, no es considerada esencial o está invisibilizada».

Y evaluó que «si bien el gobierno ha distribuido becas y subsidios, eso no alcanza para la cantidad de gente que lo necesita, del mismo modo que se hace necesaria alguna compensación salarial».

Por su parte, el guionista y director Mario Segade, de extensa y reconocida trayectoria en cine y televisión, opinó que «la pandemia agarra a un sector que venía muy golpeado» y que «si no hay posibilidad de grabar se va a armar un cuello de botella que va a llevar inexorablemente a más crisis».

«Apoyo las medidas de aislamiento, esto está fuera de discusión», aclaró a esta agencia el autor de «Verdad consecuencia» y «Culpables».

«Algo del paisaje en el audiovisual en el rodaje va a cambiar, y también generará más costo, que es otro tema que se viene», añadió con pesimismo Segade, en relación a la inevitable extensión de las grabaciones por la reducción de personal en el set: «En un rodaje está involucrada mucha gente y van a tener que estar involucradas menos y no quiere decir, que es otra trampa, que el trabajo de dos lo haga uno», advirtió.

La articulación de un protocolo para retomar la actividad era uno de los reclamos plasmados en una carta abierta publicada el 5 de agosto que, firmada por actores y actrices de todo el país, alertaba sobre la crisis del sector.

Personalidades como Dolores Fonzi, Natalia Oreiro, Daniel Veronese, Alejandro Tantanian, Dady Brieva, Muriel Santa Ana, Mex Urtizberea, Mauricio Dayub y Mercedes Morán, entre muchos otros, además de agrupaciones como Actrices Argentinas, Asociación de Teatros Independientes de Rosario y Movimiento Artistas Solidarios, estamparon su apoyo a ese pronunciamiento.