Los del Barrio y de su gente…   De Betinotti a Gardel y de Gardel a Sandro, una canción emblema como denominador común

Los del Barrio y de su gente…  

De Betinotti a Gardel y de Gardel a Sandro, una canción emblema como denominador común

8 enero, 2021 1 Por Juan Alberto Lalanne

A poco de cumplirse once años de la desaparición física de Roberto Sánchez, conocido mundialmente como Sandro, lo recordaremos citando un hecho que nos honra (a los Payadores) y que es justicia destacarlo.

Hasta los nacidos en 1990, seguramente recordarán al mítico Sandro, aquel “lanusense” radicado luego en Banfield, que trazó una carrera llena de éxitos, sin olvidarse nunca de sus raíces.

La zona sur del conurbano bonaerense lo tuvo como morador, desde su Valentín Alsina natal a la localidad de Banfield, Partido de Lomas de Zamora, donde tenía su casa y cada 19 de agosto se veían llegar desde distintos puntos del país a sus “Nenas”: un grupo de Madres, Abuelas, Tías que otrora, habían bailado y disfrutado de la magia del gitano, en canciones y en películas.

En la extensa obra producida por Sandro, encontramos la interpretación y grabación en una de sus películas («Muchacho» en 1970) de “Pobre mi madre Querida”, la magistral composición del célebre Payador argentino José Betinotti.

“La película trata sobre un joven huérfano que vive y trabaja con la abuela que lo crió. Ella, la «Capitana», tiene una embarcación de pasajeros que hace recorridos turísticos en el Delta de Tigre donde se desarrolla la película. La canción aparece casi en el final”.

Innumerables conciertos lo tuvieron como protagonista a Sandro. El 15 de abril de 1993 el sitio visitado fue el Cine Teatro Bristol, de Martínez; el gitano recientemente había sufrido la pérdida de su madre. Interpretó allí la versión de POBRE MI AMDRE QUERIDA que, después de esos conciertos, nunca más la cantaría en vivo.

 

———————————————————————————————————————————–

Betinotti nació el 25 de Julio de 1878 en Buenos Aires. Fue padre de un solo hijo que vivió siete meses. Falleció el 21 de abril de 1915, a las 10.30 horas y al expirar, cuentan que se cortó una cuerda de la guitarra. Basado en la historia de su vida, Homero Manzi filmó junto a Hugo del Carril, la película «El último Payador».

Betinotti llegó a ser con el tiempo el más popular, el que más se recuerda. Era un cantorcito de serenatas cuando conoció a Gabino Ezeiza quien lo indujo a la payada. Así compitió en el contrapunto con casi todos los de su tiempo, en la Capital Federal y en el interior del país, adonde llegó con distintas giras.
De inspiración fácil, Betinotti escribió bellas y sentidas canciones, algunas inolvidables que hacen perdurar su nombre, y publicó tres libros con sus versos: «Ideal de mi Esperanza» y «Lo de Ayer y lo de Hoy», en 1909, y luego «De Mi Cosecha» en 1912. Colaboró en «La Pampa Argentina». «Mis Primeras Hojas» fue su primer folleto. El guitarrista Avelino Banegas fue su acompañante musical dilecto.
El señor Esteban Capot, hermano de crianza de Carlos Gardel, manifestó a la muerte de éste, que en su adolescencia solía buscarlo seguido Betinotti para las tenidas de canto en los distintos barrios. Se dice que Betinotti fue quien lo llamó «Zorzalito» por primera vez en aquellos lejanos tiempos, mote que le quedó para siempre al inmortal Carlos Gardel.

«Pobre mi madre querida» tiene una música popular española traída por un músico cuyano, de apellido Guiñazú.  En base a esa melodía, Betinotti compuso las inolvidables quintillas que sin dudas son de las más populares salidas de la pluma de un payador. Gardel la grabó en sus primeros discos.
Hay que dejar aclarado que canciones como «Puntana» y «¡Adiós que me voy llorando!», entre otras que firma el dúo Gardel-Razzano, tienen partes de otras canciones de este sentido payador al que se llamó «el cantor de las madres», primero, y mucho después de muerto, «el último payador».
Betinotti dejó su voz inmortalizada con sus canciones en distintos discos grabados en el Sello discográfico «Atlanta».

 

<<La inmortal y exquisita composición de Betinotti escrita a finales del siglo  XIX, no sólo fue éxito en los labios de su autor, sino que fue viajera en labios de  Carlos Gardel. Conocida es la historia de una carta de Gardel a su madre Doña Berta, desde París, con fecha 11 mayo de 1931, donde  dice el Zorzal criollo: «le alegrará saber que ayer me han presentado a Charlie Chaplin; es un hombre bajito, muy simpático, y es casi completamente igual al «Charlot» que nos hacía reír hasta hace poco en el cine de la calle Anchorena. Me vino a saludar al hotel, y le canté varias canciones. Se emocionó mucho cuando le tradujeron los versos de Betinotti, «Pobre mi Madre Querida». Tal vez se dio cuenta de que esos versos me salían de lo más hondo del corazón, recordándola a Usted».>>

———————————————————————————————————————————-

Don JOSE BETINOTI, «PAYADOR» Y COMPOSITOR, INMORTALIZADO POR HUGO DEL CARRIL Y HOMERO MANZI EN LA PELICULA «EL ULTIMO PAYADOR»…!

¡!! UN INMORTAL POR DERECHO PROPIO…!!!

En el siguiente link la voz de Sandro interpretando «Pobre mi Madre Querida» en una de sus últimas veces

Fuentes:

Marta Suint

Diego Carbone

Internet.