Aunque remanido nunca está de másBalances y lecturas

Aunque remanido nunca está de más

Balances y lecturas

31 diciembre, 2020 0 Por Juan Alberto Lalanne

La vida se presenta así y así hay que pelearla (vivirla). En esta oportunidad, y con una amplia carga de nostalgias, tristezas, enojos, incomprensiones, reflexiones y valoraciones, vamos con el modesto balance del 2020 en tiempos de Covid 19.

Desde nuestro espacio en Zeta Noticias.com.ar, acompañamos el período de cuarentena aportando historia e historias.  Se recordará el 2020 como el año de pandemia que propició el encuentro con nosotros mismos, con nuestros rincones, el repaso de nuestras falencias y la absoluta enseñanza de que la vida va por otro lado, lejos de las correrías, las ausencias y el rutinario minuto a minuto.

Allá por el mes de junio comenzamos a encontrarnos en esta proveeduría periodística de diversos horizontes informativos actualizados permanentemente (así llamo a Zeta Noticias.com.ar).

La nota uno, la hicimos contando y despidiendo a Miguel Angel Lembo: ventrílocuo, mago, músico y actor que nos había abandonado físicamente.

En la nota dos, encontramos la epopeya de Ana Becker, “La Amazona de las Américas”, la rubia gaucha que llevó a cabo una gesta admirable.

La nota tres, “La Dama del Carruaje”: con ella supimos que los lujos y privilegios no van de la mano del amor verdadero.

La nota cuatro rememoró el Día del Payador de 1990 en la ciudad de Chascomús, momento en que quien esto escribe, encontró el camino de su vida.

En la nota cinco trazamos un puente entre lo antiguo, que data hasta no más de die años atrás y el avance tecnológico en nuestros días.

La nota seis, aunque es popular me gustó compartir, fue la de San Martin y sus ollas de barro.

En la nota siete, Benito Quinquela Martin (nuestro “Van Gogh Argentino”) nos recuerda que el talento está en los seres humanos, más allá de los pesares que este tenga.

La nota ocho fue titulada “Puchero Pampa” y contó sobre los olvidos que sufrieron nuestros héroes anónimos, “los Gauchos”, enviados a pelear una batalla que no les pertenecía, y postergados en las soledades e inmensidades de la pampa.

La nota 9, “Merecido Homenaje” a las y los enfermeros, con tres historias increíbles.

La nota 10,  “Que dulce Encanto” Merceditas y Sixto…

La nota 11, “Un Patriota de estos Tiempos”, Hernán Rondan Grasso.

La nota 12, “Gándara es Gándara”.

La nota 13, “Salvadora Medina Onrubia”, una mujer para no olvidar.

La nota 14,”Donde las Palabras no llegan”, historias de abrazos.

La nota 15, “Los Cuernos como los Dientes”.

La nota 16, “Los Laburantes del Barro” los obreros de Lozadur.

Historias verdaderas ocurridas en otros tiempos La historia se forma de esa manera, por eso hablamos de cosas que no vivimos o vimos, pero sucedieron. Quizás sea el arte la vena que más nutrió esa acción, con él podemos interpretar y transmitir, posibilidad que no debe tomarse a la ligera, hay que disfrutarlo y valorarlo. Los caminos elegidos para afrontar lo desconocido, calmar las angustias, disipar tormentas fueron sin dudas los relacionados al arte, la música, la lectura, la imagen, la pintura, etc., expresiones que estaban aguardando por nosotros, parafraseando aquel dicho de Carlos Gardel cuando nos dice: “Siempre hay un Tango esperándonos” en alusión a que en algún momento de la vida entramos en la ruta tanguera.

La salvación de la cultura está en nuestras manos, sin ella estaremos perdidos, debemos cuidarla, protegerla, expandirla y conservarla para las generaciones futuras. Si bien cada año tiene una connotación especial, aportar a las culturas y sus historias es un acto de justicia, pues ahí abrevaremos.

En fin… el cierre del año de la pandemia nos dice que la voz del arte y la cultura, no se apaga. Salud a nuestros artistas verdaderos artesanos en esta vida.

 

 

A nuestros lectores y a los colaboradores de las columnas, gracias y feliz  comienzo de año, que el 2021 nos encuentre con mucha paz y trabajando por un mundo mejor.

Juan Alberto Lalanne.